Estudio del RACE y ANFABRA…

ewsLa fatiga, un riesgo al volante para la mitad de los conductores

El 5% de los conductores europeos afirma que ha llegado a quedarse casi dormido mientras conducía.

La mitad de los conductores europeos ha sufrido episodios de sueño en un desplazamiento largo, y un 5% afirma que ha llegado a quedarse casi dormido mientras conducía. Además, el 16% ha sufrido algún accidente a causa de la fatiga y que el 9% ha tenido que parar a descansar en alguna ocasión por cansancio extremo al volante. Son datos del último “Eurobarómetro de la Fatiga al Volante 2019”, presentado hoy con la nueva edición edición de la campaña “Un refresco, tu mejor combustible”, del RACE y la Asociación de Bebidas Refrescantes (ANFABRA) y respaldada por la DGT.

Realizado en base a 3.400 encuestas sobre hábitos y cansancio al volante a conductores de 15 países, el estudio indica que el perfil del conductor europeo accidentado por fatiga al volante es el de un joven entre 18 a 24 años que no se detiene a descansar o lo hace después de más de 4 horas conduciendo, con paradas de 5 minutos o menos.

Por países, italianos, franceses y británicos son los que presentan mayores riesgos de sufrir un siniestro vial ocasionado por la fatiga y/o por la somnolencia al volante.

Asimismo, el estudio destaca que el consumo de alcohol es otro de los principales factores de riesgo al volante, ya que dos de cada cinco conductores europeos (44%) reconoce que ha consumido alcohol y a continuación ha conducido un vehículo (mismo porcentaje en España), y el 22% reconoce hacerlo en bastantes ocasiones.

España: planificación y concienciación

El estudio también refleja las opiniones de los conductores respecto a la planificación y concienciación sobre la fatiga. En España, cada conductor realiza una media de casi 12 desplazamientos al año demás de 200 kilómetros, con una media de kilómetros en estos desplazamientos largos de 356 kilómetros.

Destaca que durante estos viajes, el 56% de los conductores españoles no cumple la recomendación de parar a descansar cada dos horas (en Europa es del 57%). Más de un millón de conductores españoles (4% del censo) no paran o lo hacen por encima de las 4 horas de viaje, lo que incrementa el riesgo de accidente. En Europa este porcentaje alcanza el 11% de media, y se supera ampliamente en Alemania, Austria y Noruega, donde lo que hacen el viaje ‘del tirón’ están por encima del 15%.

Respecto a la siniestralidad en España, como consecuencia de la fatiga extrema, que puede llegar a provocar el desfallecimiento por sueño, y si tenemos en cuenta la proporción de respuestas respecto al censo, casi 600.000 conductores españoles reconocen haberse quedado casi dormidos al volante durante un largo desplazamientos, lo que sin duda supone una situación de alto riesgo.

Además, el 83% de los españoles siempre o casi siempre planifica el viaje, el 79% descansa antes de salir lo suficiente, y un 7% ha iniciado un largo viaje después de salir de trabajar (frente a un 9% de media europea) y el 30%% comparte los tiempos de conducción con otro pasajero (23% de media en Europa). Un 5% de los conductores en nuestro país reconoce haber tenido que detenerse a descansar o dormir al detectar síntomas graves de cansancio o somnolencia.

Este verano, evite la fatiga al volante

Conocer los síntomas de la fatiga al volante es la mejor forma de prevenirla. En los desplazamientos largos recuerde parar cada 2 horas, estirarse e hidratarse para mantener el tono físico y la capacidad de atención. Para evitar fatigarse al volante RACE y ANFABRA recomiendan:

  • Salga descansado. Duerma un mínimo de 7 horas antes de iniciar el viaje, e intente evitar los viajes inmediatamente después de la jornada laboral.
  • Viaje cómodo. La comodidad reduce el cansancio: ajuste bien el asiento (banqueta y respaldo), el reposacabezas y el reglaje en profundidad y altura del volante.
  • Temperatura en el habitáculo. Una temperatura agradable dentro del coche reduce el cansancio y permite conducir de forma más relajada.
  • Sin agresividad. Conduzca respetando las normas, no intente recuperar el tiempo perdido tras un atasco. El objetivo es llegar, y llegar bien.
  • Concentración. No baje la vigilancia en los kilómetros finales ya que muchos accidentes se producen en estos momentos a causa del cansancio acumulado, la caída de la noche, posibles retenciones…
  • Pare a descansar. Durante el viaje, descanse cada dos horas o 200 kilómetros, y aproveche para hacer unos estiramientos. Si viaja de noche, viaja con niños o personas mayores, o en moto, reduzca este tiempo.
  • Hidrátese. Manténgase hidratado ya que la falta de líquido en el cuerpo provoca, entre otras cosas, una reducción de la atención, dolor de cabeza y cansancio muscular. Un nivel bajo de hidratación y glucosa provoca un 33% más de salidas de la vía y reduce la concentración en un 27%.

Fatiga: así son los síntomas

Los conductores europeos reconocen haber sentido síntomas de fatiga en sus desplazamientos: necesidad de moverse en el asiento, pérdidas de concentración, calambres musculares o dolor de espalda, visión borrosa, somnolencia y lentitud en la toma de decisiones.

Además, la encuesta indica que hay quien “siempre o casi siempre” siente esos síntomas en viajes largos: necesidad de moverse en el asiento, calambres musculares, sensación de brazos o pies dormidos, picor de ojos y visión borrosa, deshidratación, somnolencia.

Las consecuencia, una pérdida de atención y un aumento del tiempo de reacción ante un obstáculo del 86%. Y otro dato llamativo: la mitad de los conductores europeos admite haber sufrido episodios de sueño en un desplazamiento largo, y un 5% afirma que ha llegado a quedarse casi dormido mientras conducía.

Fuente: Carlos NICOLÁS FRAILE_Revista Tráfico y Seguridad Vial


fatigue-eyesight-2760x1840pxwp

Campaña de vigilancia…

ewsVelocidad excesiva o inadecuada, principales factores de riesgo

En el 29% de los accidentes mortales la velocidad fue un factor concurrente

La Dirección General de Tráfico pone en marcha desde el lunes 1 de abril y hasta el domingo 7 de abril una nueva campaña de velocidad en la que se vigilará y controlará el cumplimiento de los límites de velocidad con el objetivo de reducir la accidentalidad y las consecuencias derivadas de los mismos.

Esta campaña de vigilancia se produce dos meses después de la entrada en vigor del límite de velocidad genérico de 90 km en las vías convencionales, carreteras donde se producen el 75% de los accidentes mortales, la mitad, salidas de la vía en las que el exceso de velocidad está detrás de muchas de ellas.

Velocidad-def-700x.jpg

En 2017 (último año con datos consolidados) en ámbito DGT 345 personas fallecieron en las carreteras en accidentes en los que la velocidad fue uno de los factores concurrentes.

Según el estudio “Velocidad y riesgo de accidente” realizado por International Transport Forum (ITF) El exceso de velocidad es el principal problema que tienen los países motorizados. Una estimación realizada para Noruega muestra que si todos los conductores condujeran por debajo de los límites de velocidad, el número de muertes se reduciría en un 20% (Elvik 2011)

Debido a esta preocupación, la campaña se hace de forma simultánea en casi una treintena de países que integran la Organización Internacional de Policías de Tráfico (TISPOL), de la que es miembro, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. Además y como suele ser habitual, la DGT ha invitado a los ayuntamientos a sumarse a la misma de modo que también en las vías urbanas se realice esta labor de concienciación y control de la velocidad, teniendo en cuenta que en las ciudades, los peatones son los usuarios que más fallecidos registran y la velocidad la principal causa de ellos.

Los controles se centrarán en aquellos tramos de riesgo asociado a la velocidad, así como en aquellos puntos donde la circulación se realiza por encima del límite establecido y existe un elevado índice de siniestralidad. Además, atendiendo al carácter preventivo de la campaña, se anunciará a los conductores la existencia de controles a través de los paneles de mensaje variable o con señalización vertical circunstancial, cuando la vía no disponga de dichos paneles

El Sistema Seguro

Las políticas de seguridad vial en la Unión Europea están basadas en el enfoque de Visión Cero y en el Sistema Seguro. Ambos sistemas están recogidos en la Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 de la DGT. El Sistema Seguro reconocido por organismos Internacionales como la Organización Mundial de la Salud y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, acepta que el ser humano comete errores y busca evitar que estos errores provoquen muertes o lesiones graves.

Sistemas Inteligentes de Velocidad 

Siguiendo este planteamiento, los organismos internacionales aconsejan que los límites de velocidad se establezcan considerando las fuerzas que el cuerpo humano puede tolerar, que en el caso del ámbito urbano no debería ser superior a los 30 km/h al convivir en el mismo espacio usuarios vulnerables con vehículos motorizados. En las áreas con intersecciones y alto riesgo de colisiones laterales la velocidad apropiada sería de 50 km/h y en las carreteras convencionales sin separación física de carriles y para reducir el riesgo de colisiones frontales el límite apropiado debería ser de 70 km/h.

Por lo que respecta a los vehículos, la Unión Europea ha dado un paso adelante al obligar a que todos los vehículos nuevos comercializados en Europa a partir de 2022 incorporen entre otros sistemas de ayuda a la conducción, el limitador inteligente de velocidad ISA que funciona conectado al GPS y dotado de una cámara que lee las señales viales, advierte al conductor cuando éste supera los límites legales.

campana-velocidad-detalle-2.jpg

Fuente: Revista Tráfico y Seguridad Vial


12439265_1116769801713200_2070229692461352393_n-1024x593wp

Somnolencia…

ewsCon sueño, no conduzcas

  • Conducir cansado es igual de peligroso que hacerlo superando los límites de consumo de alcohol
  • Con somnolencia, nuestro cerebro sufre apagones que pueden durar hasta 10 segundos

El cansancio es un factor decisivo en hasta el 20% de los accidentes de tráfico. Por este motivo, y aprovechando el Día Mundial del Sueño que se conmemora el 15 de marzo, Ford ha presentado un “traje del sueño”, un simulador con el que se pretende alertar de los peligros de conducir con somnolencia.

El “traje del sueño”

Aunque todos conocemos los peligros de no dormir bien, pocos reparamos en cómo nos afecta cuando nos ponemos al volante. Los expertos creen que conducir cansado puede compararse con superar el límite de consumo de alcohol establecido en muchos países.

Una gorra, un chaleco, una muñequera y una tobillera (todo pesa alrededor de 18 kilos) componen el “traje del sueño” con el que Ford ha querido simular las sensaciones que tenemos cuando estamos cansados. También se han añadido unas gafas, con las que se replican los “microsueños”. Cuando estamos cansados y tenemos somnolencia, nuestro cerebro se apaga y durante unos segundos no vemos nada aunque tengamos los ojos abiertos. Es una respuesta incontrolable que va aumentando desde el medio segundo hasta los 10.

Vivir o morir

El doctor Gundolf Meyer Hentschel, director ejecutivo del Instituto Meyer Hentschel, entidad que ha desarrollado el traje, subraya que la única cura para el cansancio es dormir y que “una siesta durante 20 minutos puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte”. Conviene recordar que el cansancio es un factor importante en hasta 1 de cada 5 accidentes de tráfico.

El “traje de sueño” se ha integrado en el programa “Conduce tu vida” que Ford viene desarrollando en España desde 2013. Se trata de una iniciativa totalmente gratuita, dirigida especialmente a jóvenes conductores de entre 18 y 24 años y con la que se pretende inculcar buenas prácticas al volante.

Fuente: Revist Tráfico y Seguridad Vial


Campaña de vigilancia…

ews380.117 vehículos han sido controlados por los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil durante la última campaña que la DGT realizó en las carreteras convencionales del 5 al 11 de noviembre. El objetivo de la misma fue concienciar a los conductores y controlar su comportamiento mientras circulaban por aquellas vías que no disponen de separación física de ambos sentidos de circulación y que pese a tener una menor densidad de tráfico, presentan una mayor siniestralidad.

Durante los siete días, los agentes de Tráfico han denunciado a 18.538 conductores por incumplir alguno de los preceptos recogidos en la normativa de Tráfico y Seguridad Vial.

Respecto a los positivos por circular habiendo consumido drogas, los agentes de Tráfico interceptaron a 694 conductores que dieron positivo en dichas pruebas. Los conductores que dieron positivo a alcohol fueron 794.

1.129 personas sin cinturón

Otra de las infracciones más habituales ha sido el no uso del cinturón de seguridad. Sólo en una semana, 1.129 personas han sido denunciadas por no llevar puesto el cinturón de seguridad mientras viajaban y otras 74 por no llevar a los menores que transportaban con su correspondiente sistema de retención infantil. Llevar puesto el cinturón reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente. Asimismo, otras 53 personas viajaban en vehículos de dos ruedas sin hacer uso del casco. No llevar casco incrementa el riesgo de lesión en la cabeza, la severidad de las lesiones, el tiempo de internamiento en el hospital y la probabilidad de muerte como consecuencia de lesiones en la cabeza.

El uso del móvil o llevar auriculares durante la conducción sigue siendo una acción habitual entre algunos conductores tal y como se ha constatado durante la campaña de vigilancia. En una semana y sólo en carreteras convencionales 1.017 conductores han sido denunciados por distracciones al volante, 751 de estas denuncias corresponden al uso de móvil mientras se conducía.

Velocidad, asignatura pendiente

El cumplimiento de los límites de velocidad sigue siendo una de las asignaturas pendientes de la seguridad vial en nuestro país. En esta campaña 7.491 conductores han sido denunciados por circular a una velocidad superior a la permitida.

Debido a las peculiaridades que tienen las carreteras convencionales, los adelantamientos, los cruces de vías o las prioridades de paso son especialmente controlados. Durante una semana 277 conductores fueron sorprendidos realizando un adelantamiento antirreglamentario y otros 298 no respetando una señal de stop o ceda el paso.

Falta de mantenimiento del vehículo

El envejecido parque automovilístico en España y la falta de mantenimiento de los mismos, hacen que circulen por carretera vehículos con deficiencias técnicas que suponen un riesgo para la seguridad vial. En una semana 1.141 conductores fueron denunciados por circular con vehículos con importantes deficiencias técnicas, 38 de ellos fueron inmovilizados por deficiencias técnicas que hacían imposible continuar el viaje.

No llevar y/o tener al día la documentación del conductor o del vehículo ha sido otro de los preceptos controlados. 1.605 conductores han sido denunciados por carecer o ser incorrecta la documentación relativa al vehículo y otros 844 por documentación relativa al conductor.


resultados-carreteras-secundarias-detalle1

Campaña de vigilancia…

ewsMás de mil personas mueren cada año en accidentes que han tenido lugar en carreteras convencionales, aquellas vías que no tienen separación física entra ambos sentidos de circulación, y que suponen el 77% de los fallecidos en vías interurbanas.

Por este motivo, la Dirección General de Tráfico pone en marcha desde hoy y hasta el próximo domingo 11 de noviembre, una campaña de vigilancia, control y concienciación de los riesgos que supone la circulación en este tipo de vías.

Durante los siete días de campaña, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, así como las policías locales y autonómicas que se suman a la campaña, comprobarán el cumplimiento de los límites de velocidad establecidos en las carreteras, que los adelantamientos se realizan de forma correcta, que se conduce sin la presencia de alcohol y/o drogas, que se hace uso del casco y de los sistemas de retención o que la documentación tanto del conductor como del vehículo es correcta, es decir, todos y cada uno de los comportamientos necesarios para conseguir reducir el número de accidentes y heridos en estas vías.

Además de la vigilancia que realicen los agentes a pie de carretera, también se vigilará desde el aire con los helicópteros de la DGT.

Según el director general de Tráfico, Pere Navarro, “conocemos donde se nos mata la gente en carretera y todos los estudios indican que para bajar la siniestralidad hay que reducir la velocidad en carreteras convencionales y hacer cumplir los límites establecidos. Y en eso estamos trabajando.”

El Observatorio Nacional de Seguridad Vial ha elaborado un informe sobre la Siniestralidad en carreteras convencionales el pasado año, un estudio en profundidad de las causas. El accidente mortal más frecuente fue la salida de vía, que supuso 367 fallecimientos (36%). La velocidad excesiva o inadecuada fue señalada como un factor concurrente en la mitad de estos casos y la distracción, en uno de cada tres. Cabe destacar también que un 47% de los conductores implicados presentaban consumo de alcohol y/o drogas ilegales

El segundo tipo de accidente que registró mayor número de fallecidos fueron las colisiones frontales que supusieron 285 fallecidos. Siete de cada diez casos se debieron a la invasión involuntaria del carril de sentido contrario por parte de uno de los conductores, mientras que en uno de cada diez intervino un adelantamiento antirreglamentario. Los factores concurrentes más importantes en este tipo de accidente fueron el alcohol y/o drogas ilegales (42% de los casos), la distracción (36%), el cansancio o sueño (22%) y la velocidad inadecuada (19%).

Por su parte, las colisiones frontolaterales, propias de intersecciones, causaron 149 fallecidos; mientras que 54 peatones fallecieron como consecuencia de atropellos.

Las carreteras convencionales, teniendo en cuenta el tráfico que soportan, presentan un riesgo de fallecimiento en accidente de tráfico 3,6 veces superior al de las autopistas y autovías.

Asimismo, los datos analizados indican también que la gravedad media de los accidentes ocurridos en estas vías ha aumentado durante los últimos años. En particular, el índice de letalidad (porcentaje de víctimas en accidentes que fallecen) ha aumentado un 13% entre 2013 y 2017, pasando de 2,4 a 2,7 fallecidos por cada cien víctimas. Este aumento ha sido de un 30% en las colisiones frontales y un 35% en las salidas de vía.


resultados-carreteras-secundarias-detalle1