Jornada de Pons Seguridad Vial…

ewsLas autoescuelas ante la nueva movilidad

Pere Navarro anunció cambios en los exámenes que irán en próximo Reglamento de Conductores, pendiente de modificación

Pons Seguridad Vial planteó, el pasado 13 de febrero, “El futuro de las Autoescuelas ante el Paradigma de la Movilidad”. El director general de Tráfico, Pere Navarro, la subdirectora general de Formación y Educación Vial de la DGT, María Lidón Lozano, y varios expertos –como Juan Hernández Luike, Rut Martínez o Ana Gómez– expusieron algunos de los cambios previstos en el campo de la normativa de la formación de los conductores, en las metodologías de enseñanza y en los vehículos, tanto en su tilización como en la tecnología aplicada en los mismos.

Durante su presentación, Pere Navarro –director general de Tráfico– señaló que mientras que en el área de regulación y vigilancia del tráfico “tengo la impresión de que en España lo hemos hecho bien”, en lo que se refiere a educación y formación “nos falta una política de Estado con la Educación, es una asignatura pendiente”. Sin embargo, recordó el tiempo que la DGT lleva trabajando en la educación vial en las escuelas y, como prueba del buen trabajo, señaló que los jóvenes ya no son la primera franja de edad en los accidentes, sino que lo son los mayores de 60 años, mientras los jóvenes son la cuarta. “Luego algo debemos haber hecho bien”, señaló Navarro. Después apuntó que la DGT contempla en el Reglamento de Conductores que está tramitando la ampliación de la formación presencial de los conductores antes de obtener el permiso de circulación y recordó que en Portugal, por ejemplo, tiene establecido un mínimo de 25 horas de formación presencial para obtener el permiso.

Igualmente, Navarro anunció que se darán puntos a aquellas personas que realicen cursos de conducción segura y que también quiere potenciar los planes de seguridad vial para las empresas, así como trabajar en la formación específica para conductores de vehículos específicos. Y como ejemplo de este caso señaló a los trabajadores que utilizan la motocicleta como herramienta de trabajo (repartidores, por ejemplo).

También anunció que Hacienda había aprobado recientemente la posibilidad de dotar a los examinadores de un complemento específico, con lo que se espera solucionar una parte del retraso en los exámenes para obtener el permiso de conducir, y la próxima incorporación de 70 nuevos examinadores.“Los exámenes –señaló Navarro– son el ‘cuore’ de la DGT. Ahora debemos concentrarnos en aliviar la bolsa de 300.000 exámenes pendientes. Tenemos una hoja de ruta, solo falta que nos dejen hacerlo”.

Entorno digitalizado

A continuación, Juan Hernández Luike –CEO de Luike Iberoamericana Revistas– repasó como la digitalización está afectando a la movilidad. “La digitalización, al contrario de lo que se piensa, no cierra puertas: abre puertas a la movilidad” y repasó, como ejemplo, los diferentes tipos de movilidad a los que tienen acceso las personas en una ciudad como Madrid. Tras poner varios videos de jóvenes que esgrimían razones para no sacarse el permiso de conducir (carestía, falta de recursos económicos y posibilidad de moverse en otros medios), destacó que “estamos dando acceso a la movilidad a gente sin ninguna formación en seguridad vial. Puede coger un patinete o una bicicleta chicos que no saben ni lo que es un Stop”.

De igual forma, Juan Hernández comentó la importancia que dan los jóvenes a la conectividad coche-móvil y repasó algunas experiencia de coches de conducción autónoma para terminar realizando tres propuesta: la vuelta al permiso de ciclomotor a los 14 años (“Creo que la formación temprana, incluso en ciclomotor, es fundamental”), que se adelante la obtención del permiso a los 16 años y que la educación de los conductores vaya de la mano del trabajo digital.

Los cambios que vienen

María Lidón Lozano –subdirectora general de Formación y Educación Vial de la DGT– hizo, a continuación, un pequeño repaso de los cambios que pretende implantar la Dirección General de Tráfico en la formación de los conductores. “El objetivo es reformar el modelo de formación”, señaló, tanto del examen para obtener los permisos como de la forma de enseñar. Así, por ejemplo, el Reglamento de Conductores que se está reformando quiere incluir contenidos obligatorios de concienciación y sensibilización en el examen teórico; y mientras en el resto de los contenidos deja libertad a las autoescuelas en cuanto a como impartirlos, quiere integrar 8 horas obligatorias de formación presencial. Igualmente, en los permisos para motocicletas (AM, A1, A2 y A) deberán haber 2 horas dedicadas a los principales factores de riesgo asociados a las conducción de vehículos, 2 horas a técnicas de conducción y otras 2 horas, a equipos de protección y a las consecuencias de no utilizarlos o hacerlo de forma incorrecta.

También anunció la subdirectora de Formación y Educación Vial cambios en el examen práctico con conducción en todo tipo de vías y horas, nuevas tecnologías, análisis de actitudes y comportamientos. Por ejemplo, señaló que “queremos intrudocir videos de percepción de riesgo en el examen” y anunció que su deseo es implantarlos durante este mismo año. Igualmente se mostró partidaria de aumentar el plazo que debe transcurrir entre dos exámenes “para que el alumno reflexione y se prepare” y también para fijar un número –se apuntó la cifra de 5– de clases obligatorias que se deben tomar entre convocatorias. También anunció su intención de modernizar los exámenes, comenzando con las motocicletas, de que se fomente la indumentaria adecuada, de que el examen por ordenador llegue a todos los centros de examen y de homogeineizar, en lo posible, el examen práctivo.

En cuanto a los formadores, María Lidón Lozano señaló que quiere que estos puedan acceder a un título de grado superior de formación vial y que los centros de formación deban acceder a un sello de calidad.

Nuevas metodologías de enseñanza

Rut Martínez –profesora titular de la Universidad de Alcalá de Henares– habló de la necesidad de implantar metodologías activas en el ámbito de la formación de los conductores. “Hay que trabajar desde el alumno, desde su experiencia vital”, señaló y recordó que los jóvenes que se presentan a la obtención del permiso quiere dedicar el menos número de horas y esfuerzo posible al mismo, y que se limitan a repetir test, sin leer el manual, hasta que se saben las respuestas de memoria (metodología pasiva). “Nadie les ha dicho que si en la vida real aparece una situación que no aparece en los test, se matan”, explicó Martínez. Por ello, explicó, con ejemplos, cuatro nuevos modelos de metodologías activas aplicables a la formación de conductores (gamificación, flipped classroom, práctica reflexiva i visual thinking) siempre con el objetivo de “motivar a la gente y cambiar sus comportamientos”, trabajando desde supuestos reales y sensibilizando desde esos contenidos. Para terminar, Rut Martínez resumió en tres los objetivos de la educación: educar en valores, informar adecuadamente y sensibilizar más.

No tan futuras

Ana Gómez –CEO de Pons Seguridad Vial– apuntó los efectos de la automatización de los vehículos y su impacto en la formación de los conductores, “algo que no son cosas tan futuras”. Así, cuestionó si la llegada del coche autónomo –que según datos que apuntó serán el 25% del parque en 2030– no obligará a cambios en los permisos necesarios para conducir esos vehículos y afirmó que provocará cambios en la manera de formar y examinar a los futuros “conductores”. “Las competencias de los profesores de autoescuela tienen que cambiar y ellos deben formarse en las nuevas tecnologías aplicadas en los vehículos”. De hecho, Ana Gómez afirmó que “tenemos que potenciar nuestro valor social como autoescuelas y asegurar nuestro negocio”, terminó.

Finalmente, Ramón Ledesma –asesor de Pons Seguridad Vial– resumió las ideas clave de todos los ponentes y la importancia de los cambios que conllevará la micromovilidad, apuntadas desde el público, y se mostró partidario de la tecnología en los automóviles, “pero siempre con las dos manos y los dos ojos”.

Fuente: Revista Tráfico y Seguridad Vial


IMG_5434wp.jpg

Pons propone actualizar derecho de repetición…

ewsPONS Seguridad Vial, empresa líder en consultoría estratégica pública y privada de movilidad, propone  actualizar la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor de 2004 con el objetivo de que los conductores respondan con su patrimonio por los daños ocasionados al conducir utilizando el teléfono móvil, una infracción que ya es el primer factor de distracción y siniestralidad al volante según los datos de DGT correspondientes a 2017.

Según las estimaciones de la consultora en movilidad, la adopción de esta medida y su impacto en el comportamiento del conductor podría reducir entre un 30% y un 40% los siniestros derivados de la utilización del móvil, lo que en la práctica rebajaría entre 150 y 200 al año las muertes derivadas de este tipo de distracción desde la puesta en marcha de la medida teniendo en cuenta que en 2017 que, según la DGT, ascendió a 500 los conductores que perdieron la vida por el uso indebido del smartphone al volante.

La solución jurídica para hacer llegar este “mensaje” de corresponsabilidad al conductor consistiría, según la propuesta, en incluir en la normativa de seguros la utilización manual del teléfono móvil como una de las causas de derecho de repetición de las aseguradoras contra el conductor, donde la víctima siempre seguiría quedando cubierta por los daños ocasionados a través de la compañía aseguradora pero, posteriormente, una vez abonada la indemnización habilitaría legalmente a las aseguradoras a poder repercutir contra el conductor que voluntaria y dolosamente ha decidido hacer caso omiso a las reglas el coste de reparación de los citados daños.

Junto a la reducción de la siniestralidad y las víctimas, este cambio normativo implicaría otras ventajas derivadas del impacto en los conductores como la minoración en un 80% del uso manual del teléfono móvil, “por miedo a no ser cubiertos por la aseguradora”, según el autor del informe y asesor de PONS Seguridad Vial, Ramón Ledesma. Así además “se reducirían notablemente los minutos de riesgo generados por los conductores”, señaló el asesor de PONS.

Otra ventaja relevante y derivada de la medida es, según el informe, la previsible reducción tanto en el importe como en el número de siniestros, lo que en la práctica supondría una bajada a medio plazo del coste de las primas de seguro de auto de hasta un 10% provocado por esa menor tasa de siniestralidad en los conductores por distracciones al volante.  Según datos de UNESPA, el número de vehículos asegurados en España beneficiados por la medida sería de 31.073.466 unidades a cierre de junio de 2018.

Ramón Ledesma, autor del informe y asesor de PONS Seguridad Vial, considera que los supuestos de la facultad de repetición que se establecieron en los años 90 “están caducos”. “En esa época en la que no existían teléfonos móviles ni todo el conjunto de acciones y actividades que ahora se desarrollan con el mismo no se podría prever el impacto de las nuevas tecnologías. Las distracciones se han convertido desde 2006 en el primer factor de accidentalidad, por encima de la velocidad inadecuada, el alcohol, no respetar las prioridades de paso o la conducción temeraria. Es necesario que el conductor se autofiscalice y entienda, por sí mismo, que las conductas infractoras tendrá graves consecuencias personales que le motivarán a comportarse adecuadamente al volante”, concluyó el asesor de la consultora en movilidad.

¿Qué es el derecho de repetición?

Uno de los principios básicos de la normativa del seguro obligatorio del automóvil es que la compañía aseguradora del automóvil debe siempre resarcir y abonar los daños ocasionados a las víctimas derivadas de la utilización del automóvil.

Sin embargo, la normativa de seguros prevé la posibilidad de que, una vez la víctima sea indemnizada, la compañía puede reclamar ( “repetir” ) contra el conductor el importe abonado cuando concurran determinadas circunstancias.

En concreto, desde PONS Seguridad Vial proponemos actualizar el artículo 10 de la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor (Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de Octubre) regula expresamente la facultad de repetición del siguiente modo:

Artículo 10. Facultad de repetición.

El asegurador, una vez efectuado el pago de la indemnización, podrá repetir:

a) Contra el conductor, el propietario del vehículo causante y el asegurado, si el daño causado fuera debido a la conducta dolosa de cualquiera de ellos o a la conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas o de drogas tóxicas estupefacientes o sustancias psicotrópicas.

a*) Contra el conductor, por los daños ocasionados como consecuencia de la utilización manual del teléfono móvil.

b) Contra el tercero responsable de los daños.

c) Contra el tomador del seguro o asegurado, por las causas previstas en la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro, y, conforme a lo previsto en el contrato, en el caso de conducción del vehículo por quien carezca del permiso de conducir.

d) En cualquier otro supuesto en que también pudiera proceder tal repetición con arreglo a las leyes.

Descargue la nota de prensa AQUI

** Dicha propuesta ha sido bien acogida por la Dirección General de Tráfico, que ha manifestado que apunta en la buena dirección y podría tener recorrido.**

Fuente: Pons Seguridad Vial


texting-while-driving