Campaña ciclistas…

ewsLa DGT intensificará la vigilancia en carreteras frecuentadas por ciclistas

  • Incremento de la vigilancia a pie de carretera y desde el aire para que todos los conductores respeten las normas de seguridad vial establecidas.
  • Los agentes focalizarán la vigilancia en la distancia lateral de los adelantamientos, velocidad, maniobras antirreglamentarias y aumentarán los controles preventivos de alcohol y drogas.
  • En lo que llevamos de año ya han fallecido 15 usuarios de bicicleta

La presencia de ciclistas en las carreteras, sobre todo los fines de semana y en especial durante los meses de verano, lleva a la Dirección General de Tráfico a realizar una campaña especial de control de este colectivo de vulnerables, con el objetivo de reducir la siniestralidad e incrementar su seguridad mediante la vigilancia y el control del cumplimiento de las normas de tráfico por parte de todos los usuarios de la vía.

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil tiene orden de incrementar la vigilancia y los controles durante este fin de semana en aquellas vías interurbanas que presenten una elevada circulación de ciclistas así como en las rutas ciclistas protegidas, focalizando dicha vigilancia en el cumplimiento de las normas referidas a la distancia lateral para realizar adelantamientos, velocidad y maniobras antirreglamentarias. También aumentarán los controles preventivos de alcohol y drogas en dichas vías, así como en las vías de acceso a las rutas más frecuentadas por este colectivo.

Además de la presencia de los agentes en carretera, también se vigilará desde el aire con los helicópteros de los que dispone la DGT para que la convivencia de ciclistas con  el resto de vehículos sea la adecuada.

CICLISTAS

Según el último Barómetro de la Bicicleta (2017) Más de 8,5 millones de ciudadanos utiliza la bicicleta semanalmente (sin contar los que solo la usan los fines de semana) una cifra que va aumentado en el tiempo. Este incremento se constata en el día a día de las ciudades, donde cada vez es más frecuente encontrarse con ciudadanos que utilizan este medio de transporte alternativo al vehículo privado para acudir al trabajo, a los centros de estudio o para realizar sus desplazamientos cotidianos.

Pese a que el mayor número de accidentes de tráfico con víctimas usuarias de bicicleta se produce en las vías urbanas, es en las interurbanas donde la lesividad es mayor y donde se produce el mayor número de fallecidos. En lo que llevamos de año ya han fallecido 15 usuarios de bicicleta.

Con esa filosofía de compartir la vía, tanto en las calles de las ciudades como en carretera, los mensajes que los distintos usuarios de vehículos tienen que interiorizar es la del respeto y la del cumplimiento de la normativa del tráfico, para que la convivencia entre todos sea pacífica.

RECORDANDO ALGO DE NORMATIVA

Una de las conclusiones que se extrae del barómetro de la Bicicleta es que seis de cada diez españoles no conoce la normativa sobre circulación de bicicletas, incluidos cuatro de cada diez usuarios de bici, motivo por el cual, durante la campaña, los agentes recordarán a los conductores que paren e identifiquen  las normas a cumplir, tanto si es conductor de una bicicleta o si se es conductor de cualquier otro vehículo.

  • Adelantamiento a ciclistas:

La Ley de Seguridad Vial establece que el vehículo que adelante a un ciclista o conjunto de ellos, deberá realizarlo ocupando parte o la totalidad del carril contiguo o contrario de la calzada, pudiendo rebasar la línea continua, siempre en condiciones de seguridad y guardando una distancia de seguridad mínima 1,5 metros.

Está prohibido adelantar a un ciclista si dicha maniobra puede poner en peligro o entorpecer la marcha de los ciclistas, que circulen tanto en el mismo sentido como en el  sentido contrario al vehículo que se va a adelantar.

Es aconsejable también, que antes de adelantar, se reduzca la velocidad a la que el vehículo circula para adelantar al ciclista de forma más segura, evitando así sorprenderle.

  • Glorietas:

Los ciclistas tienen prioridad de paso respecto a los vehículos de motor, cuando, circulando en grupo, el primero haya iniciado ya el cruce o haya entrado en una glorieta. Es decir, cuando los ciclistas circulan en grupo son considerados como una única unidad móvil de los efectos de prioridad de paso, porque de esa forma se refuerza su seguridad.

  • Circulación en paralelo:

Los ciclistas pueden circular en paralelo, en columna de a dos, siempre lo más a la derecha posible de la vía y colocándose de uno en uno en tramos sin visibilidad ( Art 36.1 RGC). Asimismo, están obligados a utilizar el arcén, en el caso de que no exista vía o parte de ella que les esté especialmente destinada. Si no hay arcén o éste no fuera transitable, los ciclistas pueden utilizar la parte imprescindible de la calzada.

  • Autovías y autopistas.

En autovías solo podrán circular por el arcén, y siempre que sean mayores de 14 años, y no esté específicamente prohibido por la señal correspondiente. Además, no se consideran adelantamientos los producidos entre ciclistas del mismo grupo.

Los ciclistas tienen prohibido por autopista.

  • Casco de protección:

El uso del casco es obligatorio en vías interurbanas para todos los usuarios de bicicleta. En las vías urbanas su uso es obligatorio para los menores de 16 años tanto si son conductores como ocupantes de bicicleta. Para los mayores de 16, no es obligatorio, aunque Tráfico recomienda su uso.

  • Visibilidad de usuarios vulnerables:

Es obligatorio para los ciclistas, tanto en carretera como en zona urbana, el uso de luz delantera  y reflectante trasero en la bicicleta, así como el uso de una prenda reflectante cuando se circula de noche o en situaciones de escasa visibilidad.

  • Alcohol y drogas:

Los ciclistas, al igual que el resto de conductores de otros vehículos están obligados a someterse a las pruebas de alcoholy drogas cuando les sea requerido en un control preventivo, se encuentren implicados en un accidente de tráfico o hayan cometido alguna infracción. En estos casos, solamente se le aplica la sanción administrativa, no la detracción de puntos ya que éstos van vinculados a un permiso de conducción.

  • Cumplimiento de las normas:

Los ciclistas como conductores tienen que cumplir el resto de normas establecidas en la legislación de tráfico y seguridad vial y muy especialmente cuando están en las proximidades de peatones.

Fuente: Revista Tráfico y Seguridad Vial


CUARTA ETAPA DE LA VOLTA CICLISTA A CATALUNA

#3500 Vanessa Low…

ews15 famosos se han unido a la FIA para promover las “Reglas de oro” en la conducción, en una nueva campaña de seguridad vial #3500LIVES (Todos los días 3.500 personas mueren en las carreteras).

Regla No.13

Ciclistas, peatones y motociclistas suman el 49% del total de muertes en accidente de tráfico.

Te lo dice Vanessa Low…


 

#MetroEMedio…

ews

“Metro y medio es lo que necesita un ciclista para seguir vivo”

Campaña institucional de la Xunta de Galicia recordando la distancia de seguridad que debemos dejar SIEMPRE (y como MÍNIMO) al adelantar a los ciclistas.

Con que poquito se hace una excelente campaña…


Pregunta de la semana… (Actualizada)

ewsPregunta de la semana 19/18… Cerrada

◊ ¿Cuál es la tasa máxima de alcohol permitida para el conductor de una bicicleta?

bici


RESPUESTA CORRECTA A

REGLAMENTO GENERAL DE CIRCULACION

Artículo 20. Tasas de alcohol en sangre y aire espirado.

No podrán circular por las vías objeto de la legislación sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial los conductores de vehículos ni los conductores de bicicletas con una tasa de alcohol en sangre superior a 0,5 gramos por litro, o de alcohol en aire espirado superior a 0,25 miligramos por litro.

Cuando se trate de vehículos destinados al transporte de mercancías con una masa máxima autorizada superior a 3.500 kilogramos, vehículos destinados al transporte de viajeros de más de nueve plazas, o de servicio público, al transporte escolar y de menores, al de mercancías peligrosas o de servicio de urgencia o transportes especiales, los conductores no podrán hacerlo con una tasa de alcohol en sangre superior a 0,3 gramos por litro, o de alcohol en aire espirado superior a 0,15 miligramos por litro.

Los conductores de cualquier vehículo no podrán superar la tasa de alcohol en sangre de 0,3 gramos por litro ni de alcohol en aire espirado de 0,15 miligramos por litro durante los dos años siguientes a la obtención del permiso o licencia que les habilita para conducir.

A estos efectos, sólo se computará la antigüedad de la licencia de conducción cuando se trate de la conducción de vehículos para los que sea suficiente dicha licencia.

Libro1

Resultados:

RESPUESTA A: 13 (81,25%)

RESPUESTA B: 2 (12,50%)

RESPUESTA C: 1 (8,25%)


 

Cliclistas 2…

ewsSegunda parte del artículo publicado en la revista autoescuela (CNAE) referente a los ciclistas, por Santiago Medrano…

CICLISTAS 2

Santiago Medrano

El mes pasado se expuso como punto más importante la circulación de bicicletas. Nos encontramos en la Ley dos palabras que por su subjetividad generan no pocas dudas: “transitable” y “suficiente”, referidas al arcén. ¿Cuándo un arcén se considera intransitable? ¿Es suficiente que el piso esté moteado de “chinitas” o que exista un bache cada equis metros? ¿Entiende la Ley por suficiente que la anchura de la bicicleta no sobrepase ninguno de los dos planos verticales que limitan su ancho?

Sigue diciendo la Ley: “… y si no lo fuera utilizará la parte imprescindible de la calzada”. Esta frase está recogida en la Ley desde tiempos inmemoriales y nunca he oído que Tráfico haya aclarado su significado. ¿Acaso significa que, midiendo el arcén 20 cm y el ancho de la bicicleta 45 cm, sólo se deberían ocupar 25 cm de la calzada?

Si estas preguntas se pasasen a miembros del colectivo ciclista, estoy seguro de que habría multitud de respuestas distintas.

Una maniobra difícil de entender, que no de realizar, es el adelantamiento. Vamos a estudiar el comportamiento del vehículo como adelantador y como adelantado, con y sin arcén.

Primer caso: una bicicleta circula por el arcén y otra que la sigue pretende adelantarla. Como no hay anchura suficiente para los dos vehículos, el segundo abandona el arcén y ¿adelanta al otro por la calzada? El hecho material es claro, pero no el legal, pues la Ley no considera que sea un adelantamiento. No debo decir que he efectuado un adelantamiento porque la Ley se opone. Por esta razón diremos que se ha hecho ¿un rebasamiento? ¿Y Tráfico qué dice?

Lo mismo sería si cualquier vehículo que circula por la calzada «sobrepasase” [a la bicicleta]. Eso sí, como el hecho materiales innegable, Tráfico dice que, al menos, hay que dejar cuando se produce el adelantamiento al menos un 1,50 m de distancia lateral entre ambos vehículos. (Por cierto, un gran número de cadenas de TV dicen que hay que dejar 1,50 m. Ni más, ni menos.)

Segundo caso: No existe arcén. El vehículo que adelanta a la bicicleta deberá dejar la distancia lateral anteriormente mencionada y deberá ocupar parte o la totalidad del carril contiguo estando prohibido adelantar (ahora sí) poniendo en peligro o entorpeciendo a los ciclistas que circulen en sentido contrario. Todo ello tanto dentro como fuera de poblado.

Si la bicicleta es el vehículo adelantador, al tener dos ruedas, siempre que adelante a cualquier otro vehículo deberá dejar como distancia lateral los ya famosos 1,50 m como mínimo.

Es importante señalar que las bicicletas, para poder circular, deben disponer de un sistema homologado de frenado que actúe sobre ambas ruedas.

Cuando sea obligatorio el uso del alumbrado y se circule por vía interurbana, el conductor de la bicicleta llevará alguna prenda reflectante (puede valer el chaleco, aunque no es obligatorio) para que pueda ser distinguido como mínimo a 150 m.

Existe la posibilidad de que una bicicleta pueda arrastrar un remolque o semirremolque con ciertas condiciones, como:

  • No debe superar el 50% de la masa en vacío de la bicicleta. Si la masa de la bicicleta es de 8 kg, que las hay, la masa máxima autorizada del remolque no superará los 4 kg. Poca cosa, ¿no?
  • Sólo circulará de día y en condiciones que no disminuyan la visibilidad.
  • La velocidad queda reducida en un 10% con respecto a la genérica (45 km/h menos el 10%, que son 4,5 km/h. Haciendo la cuenta: 45 – 4,5 = 40,5 km/h.
  • En ningún caso se podrán transportar personas en el vehículo remolcado. (Conviene recordar que las bicicletas que, por construcción, no pueden ser ocupadas por más de una persona pueden transportar, cuando el conductor es mayor de edad, un menor de hasta siete años en un asiento adicional homologado.)

 Cambios de dirección

Si prosigo el examen de actitudes y comportamientos, me doy de bruces con una maniobra compleja para los bicicletistas, el cambio de dirección a la izquierda, ya que no hay distinción entre vehículos cuando se trata del cambio a la derecha.

Pero el cambio de dirección a la izquierda en vía interurbana entraña un peligro, ya que las bicicletas deberán situarse, si no existe un carril especialmente acondicionado para ello, a la derecha, y siempre que sea posible fuera de la calzada, iniciando la maniobra desde ese lugar.

Más arriba se ha mencionado que son 45 km/h la velocidad máxima de estos vehículos, pudiendo superarla en aquellos tramos en los que las circunstancias de la vía permitan desarrollar una velocidad superior. Lo que la Ley no recoge es la velocidad máxima a la que se puede circular en estos casos. ¿Acaso será la velocidad genérica de la vía? ¿90 km/h o 100 km/h? Sería interesante que Tráfico lo aclarara.

Preferencia de paso

Los conductores de bicicletas tienen preferencia de paso sobre los vehículos de motor en diferentes casos, como son:

  • Cuando circulen por una vía ciclista, paso para ciclistas o arcén debidamente señalizado (se entiende que con las señales R-409 y la marca de vía ciclista).
  • Cuando el vehículo de motor gire a derecha o izquierda para entrar en otra vía y exista un ciclista (habrá que ir haciendo publicidad de la palabra bicicletista) en las proximidades. Como casi siempre tampoco sabemos hasta dónde llegan las proximidades, donde empieza esa «línea roja” que separa lo prohibido de lo permitido.)
  • Cuando circulando en grupo el primero haya iniciado ya el cruce, o haya entrado en una glorieta.

Recordamos que grupo ya serían dos bicicletas, que, no habiendo arcén o si éste no cumple las condiciones que exige la Ley, podrían circular en paralelo, colocándose en hilera en tramos sin visibilidad y cuando formen aglomeraciones de tráfico. (Recordad también que cuando los ciclistas circulen en grupo serán considerados como una única unidad móvil a los efectos de prioridad.)

En el grupo no existen los adelantamientos y además, cuando se menciona Ia posibilidad de circular en paralelo, no hay que olvidarse que sólo se permite en columna de a dos, y no de a tres o de a cuatro como infinidad de veces se ve por esas carreteras convencionales, (uso este término porque la circunvalación por autopistas o autovías es harina de otro costal).

 Vías transitables

 A las bicicletas les está prohibido circular por autopistas, aunque no por las autovías, con ciertas condiciones:

  • Que los conductores sean mayores de 14 años.
  • Que circulen por el arcén y no se prohíba por razones justificadas de seguridad vial. En este caso se utilizará la señal correspondiente (R-1 1 4) complementada con un panel que informe del itinerario alternativo.

Los que están que trinan son los conductores de ciclomotores, ya que ellos no pueden circular por autovías ni con condiciones. Absurdo, ¿no?

Termino la segunda entrega comentando lo que de momento sigue sin solución porque la autoridad continúa mirando para otro lado, y lo hago con una pregunta: ¿hasta cuándo tendremos que soportar los madrileños la ocupación de aceras y zonas peatonales por el incansable afán de los ciclistas de circular por donde no deben? ¡Claro, si no me dicen nada, pues estupendo!

Voy a terminar haciendo un comentario de un hecho luctuoso. Los medios de comunicación siempre o casi siempre salen en defensa del conductor más débil (el ciclista) y luego te enteras de cómo fue aquel accidente que ocasionó dos víctimas mortales.

El conductor iba con un acompañante sentado en la barra, circulaba de noche por una vía interurbana, sin luces en el vehículo y sin prenda reflectante alguna. ¿Qué cuerpo se le habrá quedado al otro conductor?

(Continuará)

Ciclistas 1…

ewsArtículo de la revista autoescuela (CNAE), donde repasa varias cuestiones referente a los ciclistas, escrito por Santiago Medrano, alguien a quien siempre merece la pena leer y escuchar… (quien ha sido alumno suyo sabe de lo que hablo…)

CICLISTAS

Santiago Medrano

Si se preguntase cómo se llama el vehículo que es conducido por un ciclista, la casi totalidad de las respuestas coincidirían: bicicleta. En absoluto comparto tal contestación, aunque el diccionario de la Real Academia Española (RAE) diga que ciclista “es la persona que anda o sabe andar en bicicleta”, definición tan obsoleta como falsa, ya que «ciclista» es la persona o personas que conducen un ciclo, ya sea éste de dos ruedas (bicicleta), de tres (triciclo) o más (tetraciclo, etc.). Por lo tanto, lo primero que hay que tener en cuenta es que todos los vehículos mencionados son ciclos, y uno de ellos, el más numeroso, tiene dos ruedas y se llama bicicleta.

Por cierto, en el diccionario de la RAE no aparece la acepción de ciclo, recogida en el apartado 7 del anexo I de la Ley de Seguridad Vial, hecho que, por otra parte, no deja de ser curioso. Lo que debe quedar claro es que todas las bicicletas son ciclos, pero no todos los ciclos son bicicletas.

En el Reglamento General de Circulación se encuentra el comportamiento a seguir por los conductores de ciclos:

 Artículo 36.

“Los conductores de […] ciclos […] circularán, en el caso de que no exista vía o parte de ella que les esté especialmente destinada, por el arcén de su derecha, si fuera transitable y suficiente para cada uno de estos, y, si no lo fuera, utilizarán la parte imprescindible de la calzada […]”.

Observad que la ley se refiere a “ciclos”, sin tener en cuenta el número de ruedas. Dos condiciones indispensables para circular por el arcén: una, la anchura; otra, la transitabilidad. Deben darse las dos para que los ciclos circulen por el arcén. Si se trata, por ejemplo, de un triciclo que por su anchura no permite su total ubicación en el arcén, utilizará éste y la parte indispensable de la calzada.

En el mismo artículo se lee: “En los descensos prolongados con curvas, cuando razones de seguridad lo permitan, los conductores de “bicicletas” (no todos los ciclos) podrán abandonar el arcén y circular por la parte de la calzada que necesiten”.

No hay que olvidar que existen vías exclusivas para que circulen los ciclos, como se recoge en los apartados 74, 75, 76, 77 y 78 del mencionado anexo l. Dichas vías excluyen de la circulación todo aquello que no sean ciclos, y la ley las llama “vía ciclista…”, “vía específicamente acondicionada para el tráfico de ciclos (todos), con la señalización vertical (R-407 A) y horizontal (marca de vía ciclista) correspondientes, y cuyo ancho permita el paso seguro de estos vehículos (todos los ciclos)”.

Las vías exclusivas para ciclos son: carril-bici, carril-bici protegido, acera-bici y pista-bici. Existe otra vía compartida por ciclos y peatones. Se trata de la senda ciclable, que lleva su señalización correspondiente (P-33).

La Ley no es consecuente consigo misma. Para mí es un error, que crea confusión, cuando en el concepto de “vía ciclista”, se habla de ciclos, y, cuando los enumera, en todos aparece la palabra “bici”. No será la primera vez, como veremos más adelante.

Siguiendo con el Artículo 36, en su apartado 2, se puede leer: “Se prohíbe que los vehículos enumerados en el apartado anterior circulen en posición paralela, salvo las “bicicletas”, que podrán hacerlo en columna de a dos, orillándose todo lo posible al extremo derecho de la vía y colocándose en hilera en tramos sin visibilidad, y cuando formen aglomeraciones de tráfico. En las autovías (si se les permite) solo podrán circular por el arcén, sin invadir la calzada en ningún caso».

La interpretación de este párrafo ha tenido, por desgracia, un buen número de víctimas mortales entre los conductores de bicicletas. Si lo primero que expresa la ley es que los ciclos circularán por el arcén, todos los ciclos, en este caso concreto todas las bicicletas, independientemente de su número, lo harán por él, siempre que sea, claro está, suficiente y transitable.

Si dentro del arcén hay anchura suficiente para que puedan rodar en paralelo, pues que así sea. Lo que no es admisible es que un ciclista circule por el arcén y el otro en paralelo a aquel por la calzada, como estoy harto de ver.

Insisto, si hay arcén, ¿qué hace un ciclista circulando fuera de él? Da lo mismo que sean dos o doscientos. En paralelo se podrá circular cuando no exista arcén o éste sea insuficiente o intransitable, aunque esto último sea un tanto subjetivo.

Igual ocurre con la interpretación que alguno da al apartado 3 del mencionado artículo, donde se lee: “El conductor de cualquiera de los vehículos enumerados en el apartado 1, excepto las “bicicletas” no podrá adelantar a otro si la duración de la marcha de los vehículos colocados paralelamente excede de los 15 segundos o el recorrido efectuado en dicha forma supera los 200 metros».

Para mí está clarísimo que en la mencionada situación no existe arcén o es insuficiente o intransitable, único caso en el que tiene sentido la prohibición expresa (estorbo a otros vehículos). Quiero recordar que cuando circulan, por ejemplo, dos ciclos por el arcén y el segundo pretende adelantar al primero, si no hay anchura suficiente de arcén, se sale de él, lo sobrepasa y posteriormente vuelve a introducirse en él. Esta figura no está recogida en la Ley como «adelantamiento”. Oficialmente, por ejemplo, los turismos no «adelantan» a los ciclos que circulan por el arcén de forma “legal”. Tampoco se puede decir “rebasarán», puesto que ambos vehículos están en movimiento, por lo que yo llamo a esta “no maniobra” sobrepasamiento.

 ¿Qué ocurre en la ciudad?

¿Cómo deben circular los ciclos en poblado? En primer lugar, por vía ciclista, si la hubiere. De no ser así, por la calzada. Normalmente en las ciudades no existen arcenes. Si así fuera, como en alguna que otra travesía, lo harán por él antes que por la calzada, como ya anteriormente se indicó.

En ningún caso, y estoy harto de verlo y, lo que es peor, de sufrirlo, por las aceras y demás zonas peatonales, que son exclusivas de los peatones, se pongan como se pongan los correspondientes ayuntamientos con sus ordenanzas municipales.

No hay que olvidar, y vuelvo a escribirlo, el Artículo 93 del Reglamento General de Circulación en su apartado 2. Aunque eso sí, esta vez con negritas, que facilitan la lectura: “En ningún caso podrán [más correcto sería deberán] las ordenanzas municipales oponerse, alterar, desvirtuar o inducir a confusión con los preceptos de este reglamento”.

La realidad es que no se toma ninguna clase de medidas ante tamaño dislate. Los agentes no dicen ni media palabra cuando ven lo antirreglamentario que veo yo y, si les dices algo, no te hacen ni caso. Como de costumbre habrá que esperar a que un peatón sea atropellado y muerto en una acera por un ciclista para empezar a tomar medidas, ¿o no?

También se observa alguna que otra vía ciclista compartida con la circulación de peatones. Otra barbaridad. No viene mal recordar, para terminar con este apartado dedicado a la circulación de ciclos, haciendo hincapié en que la bicicleta puede ocupar las zonas peatonales, siempre que su conductor eche pie a tierra, ejerciendo en este caso como peatón.

Observando cierta vez un paso para peatones frecuentado por ciclistas, en este caso conductores de bicicletas, percibí que, de veinte de ellos, sólo uno se bajaba del vehículo cruzando la calle como peatón, dato a tener muy en cuenta. Espero, no obstante, ganar esta guerra, que de momento tengo perdida. Sólo pido a los agentes municipales que cumplan con su deber, sin mirar a otro sitio cuando el hecho ocurre, y a la Dirección General de Tráfico que obligue a los municipios a que cumplan la ley.

Eso es todo. Continuará.


El-carril-bici-que-conduce-has_54438040208_51351706917_600_226

Entre conductores y ciclistas…

ews

 

 

AUTOMÓVILES

  1. Para adelantar a un ciclista o grupo de ciclistas la distancia lateral mínima es de 1,5 m.
  2. Para adelantar a un ciclista, se puede utilizar parte o la totalidad del carril contrario, incluso cuando existe línea continua.
  3. Extremar la precaución en los descensos prolongados con curvas. En esas condiciones los ciclistas tienen permitido abandonar el arcén y utilizar el carril completo.
  4. En las pendientes fuertes y con curvas moderar la velocidad, la diferencia de velocidad entre la bicicleta y el automóvil en esas condiciones es mayor y la distancia y tiempo de reacción se reducen.
  5. En autovías los ciclistas tienen permitido circular por el arcén. La diferencia de velocidad en este tipo de vías es mayor, por lo que la distancia lateral entre el automóvil y el ciclista debe ser la máxima posible para no provocar desestabilización por efecto del rebufo.

CICLISTAS

  1. El casco es un elemento de seguridad pasiva fundamental para el ciclista, como lo es el cinturón en el automóvil. Es recomendable utilizarlo siempre, en ciudad y en carretera, sea o no obligatorio su uso.
  2. En tramos con curvas y poca visibilidad es obligatorio que los ciclistas abandonen la circulación en paralelo y circulen en fila india.
  3. Los accidentes más graves se producen cuando la iluminación es insuficiente. Además de las luces reglamentarias llevar una prenda reflectante, si es un chaleco mejor, y extender el uso de esa prenda también a los recorridos urbanos aunque no sea obligatorio.
  4. Los giros a izquierda o derecha en carretera representan un importante riesgo para las bicicletas. En los giros a izquierdas los ciclistas deben detenerse en el arcén, nunca pegados a la línea central y esperar a poder efectuar el giro con seguridad cuando no haya tráfico en ninguno de los dos sentidos.
  5. Los ciclistas tienen preferencia cuando circulan por un carril bici y deben atravesar otra vía. Esa es la norma general, pero deben estar atentos a la señalización vertical y horizontal que pudiera establecer una limitación o cambio de preferencia.

(vía compromiso.atresmedia.com/ponlefreno) Leer más…

logo_ponle_freno_marca_agua

Únete como ciudadano al Manifiesto ‘2020 Cero Víctimas’ Ir…

Leer MANIFIESTO

IMG_4844