A/C…

ewsCómo usar el aire acondicionado del coche

La temperatura en el interior del vehículo debe oscilar entre los 21º y los 23º

 

El verano ya está aquí y las altas temperaturas también. Como el calor resulta peligroso cuando nos ponemos al volante, ya que puede provocar somnolencia, debemos utilizar el aire acondicionado del coche.

Confortauto Hankook Masters ha elaborado algunos consejos para poder utilizar el aire acondicionado o el climatizador del coche sin que se dispare el consumo de combustible. No debemos olvidar que mantener dentro del vehículo una temperatura razonable nos garantiza un consumo moderado de combustible.

  • También en invierno. Poner de vez en cuando, también en las épocas de menos calor, el aire acondicionado para garantizar que funciona correctamente cuando llegue el verano.
  • Bajar antes la temperatura. Cuanto más calor haya dentro del coche, más combustible gastará el sistema de aire acondicionado al ponerse en funcionamiento. Por eso, es bueno disminuir de forma manual la temperatura del coche. Un truco muy sencillo consiste en bajar la ventanilla de la parte trasera opuesta al conductor y abrir y cerrar la puerta del conductor varias veces. De esta forma, la temperatura bajará hasta diez grados de forma rápida.
  • Siempre en marcha. Con el motor apagado, no utilizar el aire acondicionado, ya que únicamente servirá para gastar combustible. El aire acondicionado enfría mejor mientras el vehículo está en marcha: cuanto más rápido va el motor, más refrigerará.
  • Enfriar antes el vehículo. Abrir ligeramente las ventanillas durante los primeros minutos del viaje para que salga antes el aire caliente.
  • Entrada de aire exterior. Una vez alcanzada la temperatura deseada, activar la entrada de aire exterior. De esta forma, se reduce el consumo de combustible.
  • Temperatura razonable. La temperatura debe oscilar entre los 21º y los 23º. Por debajo de esos límites, el gasto de combustible puede suponer un incremento del 30%.
  • Ventanillas subidas. Conducir con las ventanillas bajadas afecta directamente al consumo de combustible. Este apenas se nota si vamos a menos de 80 km/h (recomendable cuando se circula por ciudad). Sin embargo, cuando el coche supera los 110 km/h, lo mejor es subir las ventanillas y poner el aire acondicionado, para no reducir la aerodinámica del coche y disparar el consumo de gasolina o gasoil. Esto podría suponer un ahorro de 0,3 litros cada 100 kilómetros.
  • Filtro de aire. Limpiar el filtro del aire y sustituirlo cuando sea necesario. Un filtro sucio no enfriará correctamente y consumirá más combustible.

Fuente: Alicia DELGADO_Revista Tráfico y Seguridad Vial


Aire-acondicionado-DETALLEwp.jpg

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s